Principios

Profesionalidad

Todos los miembros del equipo asesor son profesionales que cuentan con una amplia formación académica y la experiencia necesaria para poder prestar el mejor servicio a nuestros clientes.

Experiencia

Es clave para desenvolverse en el cada vez más complejo mundo financiero y para entender las necesidades reales de los inversores. Los más de 20 años que llevamos trabajando en los mercados financieros nos dan el conocimiento y la visión necesaria para cumplir con nuestra labor.

Compromiso

Desde el primer momento en el que se establece la relación con JBGP, cada uno de los miembros de nuestro equipo adquiere el compromiso de dedicación, esfuerzo y responsabilidad que caracteriza la calidad de nuestro trabajo.

Independencia

Sólo desde esta premisa podremos ofrecer a nuestros clientes la inversión más adecuada para él. JBGP opera bajo el paraguas de A&G Banca Privada, pero con absoluta independencia en su actuación. En las decisiones de inversión de nuestro equipo, sólo interviene en interés del cliente.

Esta independencia nos permite ayudar a nuestros clientes con absoluta libertad sin imposiciones a la hora de elegir y negociar cualquier producto o servicio que nuestro cliente necesite. JBGP no vende productos, sino que ofrece asesoramiento desvinculado de cualquier interés que no sea el de sus clientes.

Ética

Cualquier cliente que realiza una inversión se convierte en “dueño parcial” de la empresa en la que invierte, lo que implica una responsabilidad personal que ha de estar acorde con su ética y responsabilidad social. Todas las inversiones que se realizan desde JBGP cumplen su propio Código. Nuestra gestión y actuación se llevan a cabo de acuerdo a un Código de Conducta Ético elaborado por JBGP y ratificado por sus clientes.

Los mercados financieros son muy cambiantes y por ello el Código de Conducta Ético no es algo ni rígido ni estático, se va modificando cuando las circunstancias lo aconsejan, añadiendo o limitando nuevos campos de actuación.

Alineación de intereses

Nuestros intereses están absolutamente alineados con los de nuestros clientes, solo así podemos estar centrados en sus necesidades buscando soluciones a medida que ayuden a consolidar una relación a largo plazo como la que ya tenemos con nuestros clientes actuales. La confianza de ellos son nuestro principal activo.